Cuando estamos decididos a crear nuestro negocio, no solo debemos conocer los factores clave que nos ayudarán a alcanzar el éxito y minimizar los riesgos. También es fundamental mantener una mentalidad positiva, ganadora, sin límites y libre de temores.

Si deseas conquistar tus objetivos y llegar a la meta propuesta, debes entrenar tu pensamiento para eliminar aquellos sentimientos que podrían perjudicarte y entorpecer tu camino. Para ello, te describiré una serie de ejercicios y consejos que te ayudarán a reprogramar tu mente para ganar.

En esta oportunidad, quiero hablarte de un sentimiento especial, que paraliza a las personas y que aparece con frecuencia cuando iniciamos un proyecto nuevo: el miedo al éxito.

Aunque suene extraño, la gente le tiene más miedo al éxito, que al fracaso.

Y es precisamente este miedo lo que mantiene a las personas alejadas de sus posibilidades de triunfar y no les permite avanzar en su camino hacia la realización de sus metas.

Si vives la mayor parte de tu vida con miedo, no tendrás éxito: el miedo domina absolutamente todas las demás emociones, y te paraliza por completo.

Por ello, una vez que encuentres ese nicho que buscas para crear tu negocio, sigue mis recomendaciones para analizar si realmente es la opción correcta. Si esto es así, no dudes ni esperes que alguien lo apruebe: toma la decisión, enfoca tu mente hacia adelante y dedica todo tu esfuerzo a concretar tu ambición.

No sientas miedo a equivocarte: el peor fracaso es no hacer el intento. Y el miedo, te anulará y no te dejará actuar. Olvídate de tus temores, concéntrate en tu idea y tus objetivos, y utiliza todas las herramientas posibles para llevarlo adelante. Elige el camino, y comienza a andar, sin mirar atrás. No dejes que el miedo te paralice.

¿Qué es el miedo?

El miedo es un mecanismo de defensa, que nos protege de ciertos peligros para cuidar nuestra vida. Sin embargo, este mecanismo muchas veces puede aprisionarnos, limitarnos y anular nuestra capacidad de acción.

En este momento, tienes la responsabilidad de controlar tu miedo al éxito. La decisión que tomes hoy, no solo afectará tu futuro, sino también el de quienes te rodean: tu familia, tus hijos. Piensa en los resultados de este negocio por Internet que estás por emprender, cuando tus ingresos te permitan darles lo mejor a los que más quieres.

Confía en tu decisión, cree en tu capacidad, mira hacia adelante y tu proyecto será exitoso.

Y, por sobre todas las cosas, programa tu mente para ganar.

¿Cómo programo mi mente para no sentir miedo?

Seguramente te estarás preguntando qué puedes hacer para desterrar el miedo de tu mente. A continuación, te daré una serie de claves aprendidas de Tommy Newberry.

Él sostiene que la mente humana puede programarse, al igual que un software o una computadora. Y la forma más rápida de programar nuestra mente para ganar, es mediante la repetición en voz alta de los pensamientos correctos.

Realiza una lista con pensamientos positivos, que reflejen tus objetivos y te ayuden a mantener una actitud positiva y ganadora. Repítelos en voz alta todos los días, una vez como mínimo y dos veces como máximo.

De esta forma tendrás una disposición abierta al éxito, y te sentirás seguro de ti mismo, triunfador.

Cuando llegues de tu trabajo, cansado y desanimado, toma un baño, preferentemente con agua fría. Y mientras te bañas, repite en voz alta la siguiente frase:

“Ahora mismo, estoy creando mi negocio por Internet
y voy progresando semana tras semana y nada me detendrá.”

Al formular tu frase, debes tener la precaución de no mencionar aquellas cosas que deseas eliminar de tu mente. Por ejemplo, no deberías decir “Ahora mismo no tengo miedo”, pues el inconsciente no escucha la palabra “no”, sino que solamente registra la palabra “miedo”. Es como si dijeras “Ahora mismo tengo miedo”. Por lo tanto, nunca digas la palabra “miedo”.

Tommy Newberry también recomienda que las frases estén planteadas en tiempo presente, aquí y ahora. Es conveniente agregar al principio o al final la expresión “ahora mismo”, para que el inconsciente perciba mejor la intención, y tome una disposición de ayuda.

Si repites tu frase en voz alta mientras te bañas, adoptarás una actitud ideal para trabajar con energía, pasión y sin miedo.

La preocupación es otra forma de tener miedo.

Para recordar

1. Si sientes miedo de algo, es la evidencia de que esto aún no ha pasado. No te preocupes por lo que todavía no ha sucedido.

2. La gente que ve noticieros se vuelve pesimista y por eso tiene excusas para no actuar, pues creen que la situación no es propicia.

3. El 67% de la comunicación con otro ser humano es sobre temas negativos. Evita hablar con personas negativas, pues destruye tus creencias.

4. No hables mal de otras personas, amigos o familiares, porque creas emociones negativas para ti y te estarás haciendo daño a ti mismo.

5. La preocupación es otra forma de tener miedo. Es una emoción negativa, sobre algo que puede ocurrir en el futuro, y esto produce más miedo en nosotros. Especialmente, preocuparse por dinero.

7. El miedo a fallar, pensar que algo no va a tener éxito, es muy dañino y peligroso. Esto sí va a funcionar, créelo y métele ganas hasta que lo veas.

8. No te preocupes ni pienses que la gente te robará las ideas, o hará lo mismo que tú. Esto no afectará en absoluto tus posibilidades de éxito.

Fuente: CG