Se suele pensar que promocionar un producto de manera efectiva es algo costoso; pero lo cierto es que hoy en día, sobre todo con el alcance que tiene Internet, también es posible promocionar un producto de manera efectiva con poco dinero o presupuesto.

Ya sea que acabes de lanzar un producto al mercado y quieras conseguir tus primeros clientes, o ya cuentes con un producto y quieras aumentar tus ventas, la siguiente es una lista conformada por 27 formas efectivas de promocionar un producto, de bajo costo y fáciles de implementar, que puedes considerar.

Debido a que varias de las formas que vamos a presentar utilizan Internet como medio de promoción, para una mejor lectura hemos dividido este artículo en formas de promocionar un producto en Internet y formas de promocionar un producto fuera de Internet.

Ten en cuenta que durante este artículo, cuando nos referimos a productos nos referimos tanto a productos como a servicios.

Debido entre otras cosas a la posibilidad que brinda de poder llegar a una gran cantidad de personas ubicadas en cualquier parte del mundo, las 24 horas del día, los 365 días del año, Internet es hoy en día probablemente el medio más efectivo que existe para promocionar un producto.

Pero además de ello, a diferencia de lo que sucede con otros medios tradicionales tales como la televisión y la radio, promocionar en Internet no requiere mucha inversión e incluso, en algunos casos, es gratuito sin que ello signifique que no pueda ser efectivo.

En esta parte te presentamos las principales formas que existen de promocionar un producto en Internet.

Crear una página web

Hoy en día lo primero que hacen las personas cuando quieren comprar un producto es acudir a los buscadores de Internet tales como Google a buscar información relacionada con este, tal como características, puntos de venta, precios, etc.

Es por ello que lo primero también que deberías hacer para promocionar tu producto es crearle una página web, ya que es esta la que te permitirá aparecer en los resultados de búsqueda de los buscadores, y así que los consumidores puedan conocer tu producto.

Una página web es hoy en día una herramienta efectiva de promoción, pero siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

  • contar con un diseño atractivo capaz de llamar la atención de los consumidores, y un diseño profesional capaz de inspirarles confianza.
  • incluir una descripción clara de tu producto en donde resaltes sus principales características.
  • incluir imágenes atractivas de tu producto.
  • incluir información de tu negocio o de los puntos de venta de tu producto, tal como horarios de atención, teléfonos, correo electrónico, dirección física y una mapa que ayude a ubicarla.
  • indicar tus principales clientes (de ser posible).
  • indicar reseñas de algunos de tus clientes satisfechos (de ser posible).

Para crear una página web para tu producto podrías utilizar alguno de los diversos programas para crear páginas web que existen en Internet, los cuales te ayudan a crear y gestionar una de manera sencilla y, en algunos casos, de manera gratuita; o en todo caso, si cuentas con suficiente presupuesto, mandarla a crear a un diseñador web.

Una vez que cuentas con una página web, podrías hacerle publicidad con el fin de llegar más rápido a tu público, a través del programa publicitario Google Ads, el cual te permite publicar anuncios dirigidos a tu página web en los resultados de búsqueda de Google, y en sitios web asociados al programa; así como pagar solamente por los clics que estos reciban.

Crear una página en Facebook

Una alternativa a crear una página web que podrías considerar, sobre todo si tu público objetivo está conformado por personas que suelen utilizan Facebook, es crear una página en esta red social.

En comparación con una página web, una página en Facebook es más fácil de crear, no requiere mayor inversión, y no suele aparecer en los resultados de búsqueda de los buscadores como Google, pero sí en la sección de noticias de los usuarios de Facebook (por ejemplo, cuando un usuario recomienda alguna de sus publicaciones).

Una página en Facebook también es una herramienta efectiva de promoción, pero siempre y cuando cumpla con los siguientes requisitos:

  • contar con una imagen de perfil y de portada atractivos.
  • incluir información completa de tu producto incluyendo sus principales características.
  • incluir información de tu negocio o de los puntos de venta de tu producto, tal como teléfonos, correo electrónico y dirección física.
  • publicar con regularidad contenido de interés para tu público objetivo, el cual podría estar conformado, por ejemplo, por imágenes de tu producto, tus promociones de ventas, noticias relacionadas con tu tipo de producto, etc.
  • responder los comentarios de los usuarios que ameriten respuesta, sobre todo aquellos conformados por quejas o reclamos.

Para crear una página en Facebook para tu producto, simplemente debes ingresar a tu página personal de Facebook y hacer clic donde dice «Crear página» o, en todo caso, ingresar a esta dirección: https://www.facebook.com/pages/creation; y luego simplemente indicar el nombre que quieres para tu página, seleccionar una categoría, subir una imagen de perfil y una de portada, y empezar a publicar.

Tal como en el caso de una página web, una vez que cuentas con una página en Facebook podrías hacerle publicidad a través del programa publicitario de Facebook, el cual no te permite que tu anuncio aparezca en los resultados de búsqueda de Google, pero sí en la sección de noticias de los usuarios de Facebook que podrían estar interesados en tu producto.

Crear un canal en YouTube

Hoy en día existe una tendencia a favor del consumo de videos, la cual ha llegado a tal punto que YouTube, cuyos videos también aparecen en los resultados de búsqueda de Google, es el segundo buscador más utilizado en Internet después de Google.

Es por ello que además de una página web o una página en Facebook, o como una alternativa a estos, podías considerar también crear un canal en YouTube para tu producto en donde subas videos relacionados con este.

Crear un canal en YouTube y subir videos a este es una forma efectiva de promoción, pero siempre y cuando los videos cumplan con los siguientes requisitos:

  • ser videos a través de los cuales des a conocer tu producto, y resaltes sus principales características.
  • ser videos capaces de captar el interés de los usuarios y así generar una buena cantidad de reproducciones; por ejemplo, videos en donde muestres a tu producto haciendo algo que otros productos no pueden hacer, o video tutoriales para hacer algo relacionado con tu producto, de una manera sencilla y poca conocida.
  • tener una buena resolución.
  • tener títulos atractivos que incluyan las palabras o frases clave por las que te gustaría que sean encontrados.

Para crear un canal en YouTube para tu producto debes ingresar a la página de YouTube e iniciar sesión con una cuenta de Gmail, hacer clic donde dice «Subir videos», y empezar a subir tus videos, los cuales podrías crear tú mismo con la ayuda de algún programa de edición de videos o, si cuentas con un mayor presupuesto, mandarlos a hacer a algún editor de videos.

Tal como los casos anteriores, una vez que cuentas con un canal en YouTube y hayas subido algunos videos a este, podrías hacerle publicidad a tus videos a través del programa publicitario de YouTube, el cual te permite que tus anuncios aparezcan en las páginas de los usuarios de YouTube cuando ven o buscan videos.

Crear un blog

Ya sea de manera independiente o como un complemento a las alternativas previamente mencionadas, dependiendo de tu tipo de producto, podrías también optar por crear un blog para este.

Un blog es un medio efectivo de promoción (sobre todo para el caso de productos que se suelen vender en Internet tales como programas y cursos online), ya que te permite captar seguidores pendientes de tus nuevas actualizaciones, y que eventualmente se pueden interesar por tu producto y decidan comprarlo.

Pero para que ello sea posible es necesario que tu blog cumpla con los siguientes requisitos:

  • tener un diseño atractivo que implique, por ejemplo, contar con un logo atractivo, imágenes de buena calidad, una buena combinación de colores, etc.
  • publicar contenido de interés para tu público objetivo, el cual podría estar conformado, por ejemplo, por consejos sobre el uso de tu producto, experiencias sobre el uso de tu producto, etc.
  • publicar contenido con regularidad que por lo menos sea una vez por semana, al menos al principio.
  • contar con un boletín electrónico al cual los usuarios puedan suscribirse, y así recibir tus boletines o tus últimas actualizaciones en su correo electrónico.
  • responder los comentarios de los usuarios que ameriten respuesta.

Para crear un blog lo usual es utilizar algún gestor de blogs tal como WordPress, el cual te permite crear y gestionar un blog de manera sencilla y gratuita; mientras que para crear un boletín electrónico podrías usar alguno de los tantos proveedores de servicios de boletín que existen tales como MailChimp y GetResponse.

Anunciar en sitios de anuncios clasificados en Internet

Los sitios de anuncios clasificados en Internet son sitios web que muestran anuncios para diversos tipos de productos, clasificados en diversas categorías.

Anunciar en sitios de anuncios clasificados en Internet es una forma efectiva de promoción para el caso de algunos tipos de productos que suelen ser buscados en estos sitios, tales como algunos productos para empresas y servicios profesionales; y que además es gratis, aunque si quieres una mayor exposición de tu anuncio (por ejemplo, que aparezca en los primeros puestos de los resultados de búsqueda de sus buscadores o resalte sobre los demás), te cobran un pequeño monto de dinero.

Para anunciar en estos sitios simplemente debes ingresar a sus páginas (algunos conocido son OLX y Locanto), registrarte, hacer clic donde diga «Publicar anuncio» o algo parecido, crear tu anuncio en donde, entre otras cosas, describas tu producto y señales la dirección de tu página web, y publicarlo.

Anunciar en las páginas amarillas en Internet

Las páginas amarillas en Internet cada vez son menos utilizadas; sin embargo, aún pueden ser un medio efectivo de promoción para el caso de algunos productos que aún se suelen buscar en estas, tales como algunos productos para empresas y servicios profesionales.

A diferencia de anunciar en sitios de anuncios clasificados en Internet, anunciar en las páginas amarillas en Internet sí implica un costo que es periódico, y que varía dependiendo del lugar en donde quieras que aparezca tu anuncio en los resultados de búsqueda de su buscador, o si quieres que resalte sobre los demás.

Enviar correos electrónicos

Otra alternativa que puedes considerar es la de enviar correos electrónicos en donde promociones tu producto a personas que previamente te hayan brindado su dirección de correo electrónico.

Enviar correos electrónicos es una forma efectiva de promoción ya que el correo electrónico permite una comunicación directa con el consumidor; y que además no implica mayor inversión y es fácil de aplicar.

Solo es cuestión de que consigas la dirección de correo electrónico de los consumidores que podrían estar interesados en tu producto (por ejemplo, pidiéndosela directamente a las personas que muestren interés en tu producto diciéndoles que es para enviarles más información acerca de este), o a través de un formulario en tu página web en donde pidas que sea llenado para poder acceder a alguna promoción u obtener más información acerca de tu producto.

Y una vez que cuentas con la dirección de correo electrónico de personas que podrían estar interesadas en tu producto, redactes los correos electrónicos en donde promociones tu producto, y los envíes a dichas direcciones.

Algunos ejemplos de correos electrónicos que podrías redactar y enviar son:

  • un correo en donde le envíes más información acerca de tu producto a una persona que haya solicitado más información o haya mostrado interés en este.
  • un correo en donde incluyas un folleto virtual en donde señales las principales características de tu producto y tus principales promociones de ventas.
  • un correo en donde ofrezcas una promoción de ventas personalizada; por ejemplo, en donde le ofrezcas a una persona un descuento del 20% en un producto por haber comprado otro previamente.

El envío de correos electrónicos es una forma efectiva de promoción; sin embargo, debes tener cuidado de no enviar los correos a personas que no te hayan brindado previamente su dirección de correo electrónico, o abusar de su uso, ya que tus correos podrían ser considerados spam, y así en vez de ayudarte a promocionar tu producto, estarían proyectando una mala imagen de este.

Enviar mensajes de WhatsApp

Cada vez son más las personas y empresas que utilizan el WhatsApp como medio de promoción.

Promocionar a través del envío de mensajes de WhatsApp es una forma efectiva de promoción ya que permite una comunicación directa con el consumidor, y aprovecha la popularidad que hoy en día tiene este servicio de mensajería; y que además no implica mayor costo y es fácil de aplicar.

Solo es cuestión de que consigas el número telefónico de personas que podrían estar interesadas en tu producto (por ejemplo, pidiéndoselo directamente a las personas luego de haberles mostrado tu producto, o a través de un formulario en tu página web en donde pidas que sea llenado para poder recibir más información); y luego enviarles uno o más mensajes de WhatsApp a través de los cuales promociones tu producto.

Algunos ejemplos de mensajes de WhatsApp que podrías enviar son:

  • un mensaje en donde le envíes más información acerca de tu producto a una persona que te consultó por este.
  • un mensaje en donde le hagas una invitación a una persona a probar tu producto de manera gratuita, o a visitar tus instalaciones.
  • un mensaje en donde le ofrezcas a una persona alguna promoción de ventas; por ejemplo, un descuento del 30% si adquiere tu producto hasta una determinada fecha.

Hoy en día el WhatsApp es un medio efectivo de promoción; sin embargo, tal como en el caso de los correos electrónicos, debes enviar los mensajes de WhatsApp solamente a las personas que previamente te hayan brindado su número telefónico, no abusar de esta práctica, y no insistir cuando el usuario te diga que no está interesado en tu producto.

n consejo relacionado con el envío de mensajes de WhatsApp, es que evites enviar mensajes grabados que se envían a todos por igual, y a los que solo se les cambian algunas palabras, sino que personalices cada mensaje que envíes, ya que si haces lo primero lo más probable es que el consumidor se dé cuenta de ello y sienta que no tienes realmente interés en él.

Enviar notas de prensa a medios en Internet

Enviar notas de prensa a medios en Internet es también una forma efectiva de promoción, ya que te permite que otros medios promocionen tu producto a sus lectores o seguidores, y que tal como en el caso anterior, no implica mayor inversión y es fácil de aplicar.

Solo es cuestión de que redactes una nota relacionada con tu producto y que podría ser de interés para el público, y luego la envíes a medios en Internet tales como portales y blogs que se dirijan a tu mismo tipo de público objetivo, y que consideres que podrían estar interesados en publicarla; pidiéndoles que la publiquen, por ejemplo, diciéndoles que podría ser de interés para su público.

Algunos ejemplos de notas de prensa que podrías redactar y enviar son:

  • una en donde anuncies el lanzamiento al mercado de tu producto.
  • una en donde anuncies la organización de un evento, o en donde comentes cómo te fue en la organización de uno.
  • una en donde anuncies tu participación en algún evento organizado por un tercero, o en donde comentes cómo te fue en la participación de uno.

No todos los medios a los que envíes tu nota de prensa aceptarán publicarla, pero si logras que por lo menos un medio con una buena cantidad de lectores o seguidores conformados por tu público objetivo la publique, es posible que logres una promoción efectiva prácticamente de manera gratuita.

Formas de promocionar un producto fuera de Internet (offline)

En esta parte te presentamos las principales formas que existen de promocionar un producto y que no utilizan Internet como medio de promoción.

Hacer televentas

Hacer televentas consiste en hacer llamadas telefónicas ofreciendo un producto a personas que previamente han brindado su número telefónico.

El uso de las televentas está cada vez más en desuso debido a su carácter intrusivo; sin embargo, aún pueden ser una forma efectiva de promoción siempre que te dirijas a los consumidores que podrían estar interesados en tu producto; además de ser una forma de bajo costo y fácil de aplicar.

Una vez que has conseguido el número telefónico de personas que podrían estar interesadas en tu producto, solo es cuestión de que las llames por teléfono para ofrecerle o venderle tu producto o, en todo caso, contrates a algún Call Center para que se encargue de esta tarea.

El uso de las televentas es una forma efectiva de promoción; sin embargo, tal como en el caso del envío de correos electrónicos y de mensajes de WhatsApp, debes evitar llamar a personas que no te hayan brindado previamente su número telefónico, evitar su abuso, y no insistir cuando el cliente te diga que no está interesado en tu producto.

Ten en cuenta que en algunos países está prohibida las televentas a menos que la persona a la que llames te haya brindado previamente su número telefónico, y sea consciente de que podrías llamarla para ofrecerle o venderle un producto.

Anunciar en televisión

Anunciar en televisión es una forma efectiva de llegar a una gran cantidad de público, pero que implica un alto costo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunos paquetes para anunciar en televisión que te pueden ser accesibles, así como algunos canales de televisión y horarios (por ejemplo, de madrugada) que no son tan costosos, y que podrías considerar si tu público objetivo está conformado por personas que ven dichos canales de televisión o suelen ver televisión en dichos horarios.

Anunciar en radio

Tal como en el caso anterior, anunciar en radio también permite llegar a una gran cantidad de público, pero también suele implicar un alto costo.

Sin embargo, también debes tener en cuenta que existen algunos paquetes para anunciar en radio que te pueden ser accesibles, así como algunas estaciones de radio y horarios que no son tan costosos, y que puedes considerar si tu público está conformado por personas que escuchan dichas estaciones de radio o escuchan la radio en dichos horarios.

Anunciar en diarios

Anunciar en diarios es otra forma efectiva de llegar a una gran cantidad de público, y que en comparación con anunciar en la televisión y en la radio, no es tan costoso.

Para anunciar en diarios simplemente debes acercarte a alguna oficina del diario en donde quieres anunciar (asegurándote de que sea un diario leído por tu público objetivo), presentar tu anuncio y solicitar su publicación, asegurándote de que sea en una página o sección relacionada con tu tipo de producto o leída por tu público objetivo.

Anunciar en diarios podría implicar también publicar un anuncio en los anuncios clasificados de algún diario, lo cual suele ser menos costoso, más fácil (el anuncio lo puedes crear en la misma oficina del diario), y puede hasta ser más efectivo para el caso de algunos productos que se suelen buscar en estos, tales como algunos productos para empresas y servicios profesionales.

Anunciar en revistas

Una alternativa a anunciar en diarios es anunciar en revistas, lo cual suele ser un poco más costoso, pero más efectivo si se trata de una revista especializada en tu tipo de producto, y que tenga una buena acogida por tu público objetivo.

Para anunciar en revistas simplemente debes acercarte a alguna oficina de la revista en donde quieres anunciar, asegurándote de elegir una revista especializada en tu tipo de producto y que sea leída por tu público objetivo, y solicitar la publicación de tu anuncio en sus páginas.

Repartir volantes o folletos

Repartir volantes (flyers) o folletos es una forma efectiva de promocionar un producto que no requiere una gran inversión, y que es fácil de aplicar.

Solo es cuestión de que mandes a diseñar e imprimir tus volantes o folletos a alguna imprenta dedicada al diseño e impresión de estos (para el diseño de tus volantes o folletos podrías guiarte de los volantes o folletos de la competencia, o de los que la imprenta tenga como modelo), y luego los repartas a los consumidores, por ejemplo, en la parte frontal de tu local, en los alrededores de este, o en los lugares en donde frecuente tu público objetivo.

Los volantes y los folletos son una herramienta efectiva de promoción, pero siempre y cuando cumplan con los siguientes requisitos:

  • estar hechos de un papel de buena calidad y no cualquiera ya que podrías crear una mala impresión en los consumidores.
  • tener un diseño atractivo capaz de llamar la atención de los consumidores.
  • resaltar las principales características de tu producto.
  • señalar tus principales promociones de ventas.
  • incluir información de contacto tal como tus números telefónicos, correo electrónico, página web y/o página en Facebook, dirección física de tu local, y un mapa que ayude a encontrarla.

Como consejo, con el fin de ser más eficiente asegúrate de repartir tus volantes o folletos solamente a las personas que podrían estar interesadas en tu producto, por ejemplo, si vas a repartirlos en la calle, asegúrate de que sea en un lugar en donde frecuente tu público objetivo, y en la hora en que haya una mayor afluencia de este.

Repartir tarjetas de presentación

Repartir tarjetas de presentación (tarjetas de visitas) también es una forma efectiva de promoción para el caso de algunos tipos de productos tales como los servicios profesionales, además de no implicar tampoco una gran inversión y ser fácil de aplicar.

Solo es cuestión de que mandes a diseñar e imprimir tus tarjetas de presentación a alguna imprenta dedicada al diseño y la impresión de estas (para el diseño de tus tarjetas podrías guiarte de las tarjetas de la competencia o de las que la imprenta tenga como modelo), y luego las repartas a tus clientes o a las personas que consideres clientes potenciales.

Las tarjetas de presentación también son una herramienta efectiva de promoción, pero para que ello sea posible es necesario que cumplan algunos requisitos:

  • estar hechas de un papel de buena calidad y no cualquiera ya que podrían dar una mala impresión en los consumidores.
  • tener un diseño atractivo capaz de llamar la atención de los consumidores.
  • incluir tu nombre y tu cargo.
  • incluir tus datos de contacto tales como teléfonos, correo electrónico y dirección física.

Como consejo asegúrate de llevar siempre contigo tus tarjetas de presentación cuando acudas a lugares a donde acuda tu público objetivo (por ejemplo, a seminarios o eventos relacionados con tu tipo de producto), y de repartirlas a todo aquél que consideres un cliente potencial.

Obsequiar artículos de merchandising

Los artículos de merchandising (artículos publicitarios) son artículos o productos tales como lapiceros, llaveros y destapadores que llevan consigo el nombre o el logotipo de una empresa.

Obsequiar estos artículos es una forma efectiva de promocionar un producto, ya que al tratarse de artículos de uso diario que llevan consigo el nombre o el logotipo de tu empresa, te permite que los consumidores que los usen te tengan siempre presente y así, por ejemplo, cuando surja en ellos la necesidad de adquirir tu tipo de producto, tu nombre o marca sea lo primero que les venga a la mente.

Solo es cuestión de que mandes a fabricar tus artículos de merchandising a alguna empresa dedicada a la fabricación de estos, indicándoles los artículos y la cantidad que quieres que te hagan, y el nombre o el logotipo de tu empresa para que lo impriman en estos; y luego los obsequies a tus clientes o a las personas que muestren interés en tu producto.

Repartir ropa publicitaria

La ropa publicitaria tal como camisetas (playeras, remeras, t-shirts, poleras o polos) y gorros que llevan consigo el nombre o el logotipo de una empresa son en realidad un artículo de merchandising, pero lo hemos incluido aparte ya que suelen ser los artículos de merchandising más efectivos a la hora de promocionar, aunque también los más costosos de fabricar.

Estos no solo son efectivos debido a que te permiten que los consumidores que los usen tengan siempre presente tu nombre o tu marca, sino también a que te permiten que los consumidores que los usen promocionen tu marca a donde quiera que vayan.

Solo es cuestión de que mandes a fabricar tu ropa publicitaria a algún taller de confección, indicándole la ropa y la cantidad que quieres que te fabriquen, y el nombre o el logotipo de tu empresa para que lo estampen o bordeen en esta; y luego la obsequies a tus clientes, potenciales clientes y trabajadores.

Usar programas de referidos

Los programas de referidos son programas a través de los cuales una empresa le ofrece a sus clientes algún tipo de beneficio tal como descuentos, productos gratuitos u obsequios, a cambio de que promocionen su producto a otros consumidores.

Usar programas de referidos es una forma efectiva de promoción ya que los consumidores suelen hacerle más caso a otros consumidores cuando promocionan el producto de una empresa, que a una empresa cuando promociona sus propios productos.

Asimismo, los programas de referidos, a pesar de haber un beneficio de por medio para el cliente que promociona el producto, no suele implicar mucha inversión, y a diferencia de lo que se pueda pensar, son fáciles de implementar.

Algunos ejemplos de programas de referidos de bajo costo y sencillos que puedes considerar son:

  • uno en donde les ofrezcas a tus clientes un descuento del 20% por cada cliente que te lleguen a referir (para identificar al cliente que lo recomendó o refirió, podrías pedirle al cliente referido que te indique su nombre o su código de referido).
  • uno en donde les entregues a tus clientes cupones de descuento, y en donde les ofrezcas un producto gratuito o un obsequio cada vez que otros consumidores los utilicen (para identificar al cliente que obsequió los cupones podrías escribir su nombre en la parte posterior de estos antes de entregárselos).
  • uno en donde les obsequies a tus clientes tarjetas de invitación con 20% de descuento para los que adquieran tu producto por primera vez, para que se los obsequien a sus amigos.

Usar programas de referidos es una forma efectiva de promoción que no requiere mucha inversión; sin embargo, para que sean rentables es necesario que te asegures de que el beneficio ofrecido sea compensado por los resultados, y que el programa de referidos sea del conocimiento de todos tus clientes.

Hacer alianzas con otros negocios

Además de promocionar tu producto a través de programas de referidos, puedes también hacerlo a través de alianzas con otros negocios.

Hacer alianzas con otros negocios para promocionar un producto es una forma efectiva de promoción ya que te permite dirigirte a un público que ya está comprando y que podría estar interesado en tu producto, que no suele implicar mayores costos, y que por lo general es fácil de implementar.

Solo es cuestión de que contactes otro negocio que se dirija a tu mismo tipo de público objetivo, pero que no sea tu competencia directa, y proponerle realizar algún tipo de alianza que te permita promocionar tu producto a cambio de que él también promocione el suyo u obtenga otro beneficio.

Algunos ejemplos de este tipo de alianza que podrías hacer con otro negocio son:

  • una en donde le des charlas gratuitas a sus clientes o trabajadores a cambio de que al final de las mismas te permita promocionar tu producto.
  • una en donde le des cupones de descuento para que se los obsequien a sus clientes a cambio de vales de consumo para sus trabajadores por cada cliente que acuda a tu negocio y haga valer uno de los cupones.
  • una en donde le dejes tus volantes, folletos o tarjetas de presentación en sus mostradores de atención al cliente o en las mesas de sus salas de espera, a cambio de que tú también hagas lo mismo con los suyos.

Hacer alianzas con otros negocios para promocionar un producto, además de ser una forma efectiva de promoción, puede ser el inicio de otros tipos de alianzas (por ejemplo, a través de las cuales se compartan recursos), que les permita a los negocios involucrados crecer y destacar ante los demás competidores.

Organizar un evento

Organizar un evento en donde des a conocer tu producto e incites a los asistentes a que lo compren, es otra forma efectiva de promoción que puedes considerar.

Se suele pensar que organizar un evento es algo costoso, pero lo cierto es que existen varios tipos de eventos que puedes organizar y que no implican mucha inversión, sin que ello signifique que no puedan ser efectivos a la hora de promocionar, siempre que logres convencer a tu público objetivo de que acuda a estos.

A continuación algunos ejemplos de eventos que podrías organizar con el fin de promocionar tu producto, y que no implican una gran inversión:

  • un pequeño desfile de modas en una discoteca o simplemente en la calle (previo permiso), en donde des a conocer y exhibas tus prendas de vestir.
  • una pequeña feria en algún parque de tu distrito en donde además de exhibir tu producto, invites a otros negocios a que también exhiban el suyo (por ejemplo, una feria de productos ecológicos o de dulces).
  • un pequeño curso o seminario gratuito relacionado con tu tipo de producto, en donde invites a un especialista en el tema para que dé el curso o seminario, y en donde al final del mismo ofrezcas tu producto al público asistente.

Para organizar un evento, si no cuentas con la experiencia suficiente en la organización de eventos, podrías optar por contratar los servicios de algún organizador de eventos que te ayude con esta tarea.

Participar en un evento

Una alternativa que tienes a organizar un evento es la de participar en uno organizado por un tercero en donde se te permita promocionar tu producto.

Se suele pensar que participar en un evento también es algo costoso, pero lo cierto es que también existen varios eventos en los que puedes participar con una mínima inversión sin que ello signifique que no puedas promocionar tu producto con efectividad, siempre que al evento acuda tu público objetivo.

Por ejemplo, existen ferias locales en donde el costo de alquiler de un stand no suele ser elevado, y que además de ayudarte a vender tu producto pueden ser un buen lugar para promocionarlo, siempre que acuda tu público objetivo y no te olvides de llevar tus volantes o folletos.

Hacer una exhibición o degustación

Hacer una exhibición o una degustación de tu producto te permite que los consumidores puedan conocerlo directamente o probarlo, y así se convenzan de su calidad.

Asimismo, a pesar de lo que se pueda pensar, hacer una exhibición o una degustación de un producto es algo que no requiere una gran inversión, y también es fácil de realizar.

A continuación algunos ejemplos de exhibiciones o degustaciones de productos sencillas que puedes realizar:

  • habilitar un pequeño stand en algún centro comercial, galería o mercado en donde hagas una demostración del funcionamiento de tu producto, y luego lo ofrezcas al público.
  • habilitar un pequeño local en una zona comercial en donde des clases gratuitas sobre algún tema relacionado con tu producto, y en donde al final lo ofrezcas al público (por ejemplo, un curso sobre cómo constituir una empresa en donde al final ofrezcas tus otros cursos de negocios).
  • instalar un pequeño puesto de degustación en un centro comercial, galería o mercado en donde des a probar tu producto a los consumidores, y de paso conozcas sus impresiones sobre el mismo.
  • invitar a tus amigos y conocidos a un local que hayas alquilado para la ocasión, a las instalaciones de tu local, o simplemente a tu casa para que prueben tu producto, y luego les pidas sus impresiones y sugerencias sobre el mismo.

Hacer una exhibición o una degustación de tu producto te permite que los consumidores puedan conocerlo directamente o probarlo, y así se convenzan de su calidad; pero además te permite conocer sus impresiones y sugerencias sobre el mismo, y así saber, por ejemplo, qué deberías cambiarle o agregarle.

Trabajar con muestras

Trabajar con muestras también es una forma efectiva de promocionar tu producto ya que te permite darle a un cliente potencial la oportunidad de probarlo directamente, y que así pueda comprobar la calidad del mismo.

Solo es cuestión de que separes algunos de tus productos que te puedan servir de muestra, o los fabriques o mandes a fabricar en caso de que aún no los tengas, luego se los entregues o envíes a consumidores o empresas que muestren interés en tu producto, y luego te comuniques con estos para pedirles sus impresiones.

Utilizar carteles o afiches

Una forma tradicional de promocionar un producto que también deberías considerar es la de utilizar carteles o afiches.

Para ello simplemente debes mandar a hacer tus carteles o afiches a alguna imprenta que se dedique a hacer estos, indicándoles el diseño que quieres (para lo cual podrías guiarte de carteles o afiches en Internet, de la competencia o de los modelos que la imprenta pueda tener), y el número que quieres que te hagan.

Y, una vez que cuentes con tus carteles o afiches, colocarlos en la fachada de tu local, o en lugares en donde te alquilen un espacio para ello, tales como paraderos de autobuses, siempre asegurándote de que los lugares en donde decidas colocar tus carteles o afiches sean lugares por los que frecuente tu público objetivo.

Pegar láminas o calcomanías publicitarias en vehículos

Además de utilizar carteles o afiches podrías también optar por pegar láminas o calcomanías publicitarias en tus vehículos o los de tu empresa, o en vehículos de terceros.

Para ello simplemente debes mandar a hacer tus láminas o calcomanías a alguna empresa especializada en estas, y luego colocarlas o pedirle a la empresa que las coloque en tus vehículos.

Para pegar tus láminas o calcomanías en vehículos de terceros podrías buscar empresas que además de hacer estas láminas o calcomanías sirven de intermediarios entre clientes y dueños de vehículos particulares, taxis y/o buses de transporte público que buscan obtener un ingreso extra a través del alquiler de un espacio en sus vehículos.

Además de vehículos que alquilan un espacio para pegar láminas o calcomanías publicitarias, existen también vehículos que son creados especialmente para publicitar un producto, y que generalmente están conformados por una motocicleta o un triciclo, y un pequeño remolque con un panel publicitario encima; y que también podrías considerar.

Hacer publicidad boca a boca

Finalmente, probablemente la forma más efectiva que existe de promocionar un producto es hacer publicidad boca a boca.

Para hacer este tipo de publicidad solo es cuestión de que ofrezcas un producto de excelente calidad (por ejemplo, que cuente con insumos de primera, que cumpla bien sus funciones y que sea durable), capaz de lograr tal satisfacción en el consumidor que este no solo decida volver a comprarlo o utilizarlo, sino también recomendarlo con otros consumidores, ya sea directamente o a través de comentarios en sitios web tales como foros, blogs y redes sociales.

Este tipo de publicidad permite una promoción efectiva ya que los consumidores suelen hacerle más caso a otros consumidores cuando recomiendan o hablan bien del producto de una empresa, que a una empresa cuando recomienda o habla bien de sus propios productos.

Apuntes finales

Esta fue nuestra lista de 27 formas efectivas de promocionar un producto, de bajo costo y fáciles de implementar.

Para elegir la forma a utilizar debes tomar en cuenta, además de tu presupuesto, tu público objetivo, ya que la efectividad de la forma que elijas dependerá en gran medida de que tanto el medio implicado es utilizado por tu público objetivo, y que tan influyente es en este.

Por ejemplo, si tu público objetivo está conformado por un público joven que utiliza Internet y pasa el tiempo en las redes sociales, deberías promocionar tu producto a través de una página web y/o una página en Facebook; o si tu público objetivo está conformado por consumidores que suelen leer una determinada revista, deberías considerar anunciar tu producto en esta.

Lo recomendable es que empieces probando una o dos formas de promoción, hagas seguimiento a los resultados, y de acuerdo a estos determines si continúas con tu estrategia de promoción, la modificas (por ejemplo, aumentando tu presupuesto o cambiando tu mensaje publicitario), o pruebas otras formas hasta encontrar la indicada o las indicadas para tu producto.