Cualquier negocio de alimentos basa su éxito en el buen sabor, las recetas, la preparación, la elección de los insumos forman parte fundamental de aquello que hace que el cliente diga ¡que rico! Y se convertirá en un asiduo asistente de tu local.

PASO 1 : DEFINIR EL PRODUCTO Primero lo primero. Si tomo la decisión de ingresar al negocio de las juguerías, se debe tener en claro que el producto principal es ofrecer jugos; por tanto éstos tienen que ser exquisitos. Adicionalmente, puedes ofrecer ensalada de frutas, sánguches, postres, empanadas, tamales. Etc. Todo depende de lo que tu cliente quiera consumir.

 PASO 2 : ELEGIR EL CLIENTE Las personas que consumen este tipo de productos cuentan con algún dinero extra para darse este gustito. En este grupo podemos distinguir a los jóvenes y adultos que quieren cuidar la línea y, también, a las personas que desean una merienda entre comidas. Pueden ser empresarios, empleados de oficinas, deportistas, estudiantes, señoras que van al gimnasio, estudiantes de educación superior, etc. Todos ellos constituyen el grupo objetivo de potenciales clientes.

PASO 3 : ESTABLECER LA UBICACIÓN Las juguerías se encuentran generalmente en lugares por donde transita mucha gente. Estos lugares son los centros comerciales, los mercados, las zonas de alta concentración de oficinas, las cercanías de los gimnasios, de los centros de estudios, etc.

PASO 4 : LA FORMALIZACIÓN Lo primero es conseguir el servicio de un abogado que redacte la minuta de constitución de la empresa, él la llevará al notario para que la convierta en escritura pública y ésta a su vez será llevada a los registros públicos correctamente firmada. Además, debe tramitar su RUC, la autorización de impresión de facturas y toda la documentación mercantil necesaria. También son necesarios trámites en la municipalidad como la licencia de funcionamiento y el carnet de sanidad. No olvide que cada seis meses debe fumigarse el local.

PASO 5 : EQUIPO Y MOBILIARIO Hay varias formas de obtenerlos: comprando nuevos o de segunda mano, alquilarlos o pedirlos prestados. En el caso del mobiliario, se debe tomar en cuenta el tipo de clientes a los cuales se dirige el negocio, la ubicación del local, entre otros, ya que son los usuarios los que deben sentirse cómodos y atraídos con la decoración del local. Entre los equipos necesarios están: licuadora, exprimidor de cítricos, vitrina para exhibir alimentos, sillas, vajillas, utensilios.

PASO 6 : UBICAR A LOS PROVEEEDORES Los vendedores de frutas y verduras serán los principales proveedores y entre ellos se tiene que seleccionar al que ofrezca no sólo el menor precio sino la fruta de mayor frescura y calidad. El lugar más adecuado para hacer las compras es el mercado mayorista de frutas y verduras. Ahí se consiguen los precios más baratos. Dependiendo de la rotación, la fruta y las verduras necesarias para preparar los jugos y los sánguches se pueden comprar cada tres o cuatro días. En los negocios más exitosos o en aquellos que no tienen espacio para almacenar la fruta, las compras se realizan cada día. Pero, ojo, hay que ir muy temprano al mercado para encontrar buen precio y buen producto.

PASO 7 : CONTRATAR PERSONAL Una juguería pequeña se maneja como máximo, con dos o tres personas, inclusive una sola puede preparar el jugo y atender a los clientes. Lo básico es conseguir a personas con buen trato y empatía (capaces de ponerse en los zapatos del cliente), y cuya higiene y honradez estén a prueba de balas.

PASO 8 : CAPACITACIÓN DEL PERSONAL El personal tiene que estar a tono con el negocio. Se le debe especificar todas las reglas de atención, higiene, entrega de comprobantes de pago, atención al cliente, etc. Por otro lado, tiene que ser una persona flexible que permita que todos puedan reemplazarse si por algún motivo alguien falta. Cada uno de los empleados debe saber la fórmula precisa de preparación de los jugos y los sánguches. Para ello, debe existir en el negocio una balanza y una tabla de contenidos y medidas de cada producto.

PASO 9 : LANZAMIENTO Y PROMOCIÓN Se debe pensar cómo hacer para que los clientes se enteren de que existe la juguería y qué ofrece; una forma sencilla y económica es volantear en los alrededores de local dando información acerca de los diversos tipos de jugos y sus respectivos precios. Al inicio se puede ofrecer degustaciones en pequeños vasos descartables y ofertas “sólo por inauguración”.

 PASO 10 : AJUSTES En el camino, uno se da cuenta de sus errores, de aspectos que no había previsto o de algunos elementos adicionales que mejorarán las ventas. Puede ser que haya algún jugo que no tenga el éxito que se esperaba pues casi nunca lo piden: por tanto, lo mejor será comprar poquísima cantidad de ese tipo de fruta u optar por eliminarlo de la lista. Otro ajuste sería contratar más empleados por la grana fluencia de clientes o disminuir las horas de atención por motivos de bajas ventas a determinadas horas. El importante crecimiento de la cultura del cuidado estético hace que cada vez más gente esté buscando consumir productos alimenticios naturales y bajos en calorías. Esto hace que los jugos y ensaladas de frutas se conviertan en productos valorados por un número cada vez mayor de personas.

Anuncios