Los procesos de nuestros negocios pueden mejorarse de forma notable si empleamos la Red de forma sensata. En principio, el principal beneficio de una página Web es la adquisición de presencia mundial. El comercio electrónico aún se encuentra en una etapa inicial, en la próxima década será el mejor y más seguro medio de transacción comercial.

Algunos beneficios de uso del internet son:

Acceso a millones de potenciales clientes: Facebook tiene más de 450 millones de usuarios. En esta red social puedes anunciar de manera gratuita y de manera pagada, Por ejemplo, Google informa que sólo en el Perú hubo más de 60 millones de búsquedas de negocios, servicios y productos financieros a través de su buscador en el último año. Si interpretamos estas cifras, concluiremos que los negocios también están en la red y que un grupo importante de compradores prefiere esta modalidad.

Internet homologa el tamaño de las empresas: A los compradores virtuales no les importa si tu empresa es micro, pequeña, mediana o grande. Ellos esperan que tu producto sea eficiente y tenga un precio competitivo.

Reduce costos y tiempo: Puedes abaratar costos convirtiendo tu tienda física en virtual. Vender desde Internet implica abaratar costos de alquiler, luz, agua, limpieza, municipio e impuestos. Sólo le tendrás que pagar a alguien para que diseñe los contenidos de tu página.

Hace años, para abrir mercados, uno debía tener un buen presupuesto para viajar, ubicar socios y estudiar los mercados de otros países. Hoy, los costos y los plazos se pueden reducir con el envío de un email.

Por otra parte, si tu información es muy pesada, puedes colgarla en Webs de almacenamiento virtual como megaupload.com. Subir la información tarda unos minutos, pero al fin y al cabo esta vía es mucho más práctica que la “presencial”.

Con los negocios en línea jamás tendrás problemas derivados de falsificación de billetes si comercias vía internet y podrás hacer con absoluta seguridad transacciones comerciales a distancia.

Los aspectos que debes tener en cuenta para comenzar a vender por internet son:

  • El producto o servicio que vendas debe satisfacer una necesidad concreta del usuario.
  • Debes diseñar catálogos de todos los productos que ofrezcas
  • Implementa un carrito de compras. Así, mediante esta aplicación, los clientes podrán elegir los productos que deseen como si estuviesen en un supermercado.
  • Finalmente, tienes que vincularte a una pasarela de pago como Visanet, Mastercard, Bispay o Checkout. Estas empresa GARANTIZAN que el dinero de tus ventas llegará seguro.

Ok, que esperas para formar parte de la tecnología y hacer crecer tu negocio con una mínima inversión vía On line (En Línea), manos a la obra que estos instrumentos están justamente para que nos beneficiemos de ellos.

Anuncios